in Phablets

Sony Xperia Z Ultra frente a Samsung Galaxy Note 3 y HTC One Max

HTC acaba de anunciar su Uno Max, una actualización para el buque insignia de HTC One, que toma prestado el sensor de huellas dactilares de las 5S iPhone. Sony finalmente ha traído su enorme Xperia Z Ultra y su pantalla de 6,4 pulgadas y Samsung no ha dejado de tener éxito con la última versión de su teléfono Galaxy Note, la Nota 3. Así que si más grande es mejor, cuál es el mejor teléfono? Echamos un vistazo a las especificaciones para ayudarnos a resolver esta duda. 

Sony Xperia Z Ultra

Dimensiones

Tanto el Galaxy Note 3 como el Xperia Z son dispositivos grandes, de los más grandes que podemos encontrar entre las phablets, aunque el segundo se lleva la palma al respecto, de lejos, con 6.4 pulgadas frente a las 5.7 pulgadas del primero. La diferencia en el tamaño de pantalla, lógicamente, se traduce en una diferencia importante tanto de largo (17,94 cm frente a 15,12 cm) como de ancho (9,22 cmm frente a 7,92 cm) y es también sensiblemente más pesado (212 gr frente a 168 gr). En grosor, sin embargo, el phablet de Sony es el claro vencedor, con 6,5 mm frente a 8,2 mm.

Pantalla

Además de las diferencias evidentes de tamaño (como decimos, 6.4 pulgadas para el phablet de Sony y 5.7 pulgadas para el de Samsung), hay algunas otras entre ambas pantallas: la del Galaxy Note 3 es Super AMOLED (con las ventajas y desventajas que esto supone), mientras que la del Xperia Z Ultra utiliza la espectacular tecnología Triluminos. En lo que respecta a la resolución, por el contrario, la igualdad es absoluta, con pantallas de 1920 x 1080 en ambos casos, a pesar de que, lógicamente, se traduce en una sensible diferencia en densidad de píxeles (386 PPI para el Galaxy Note 3 y 344 PPI para el Xperia Z Ultra).

Sony Xperia Z Ultra  Sony Xperia Z Ultra

Rendimiento

A la espera de los benchmarks del Galaxy Note 3, por los datos de su procesador no deberíamos encontrarnos grandes diferencias entre ambos dispositivos, ya que ambos montan un Snapdragon 800, si bien es cierto que la frecuencia del del phablet de Samsung es ligeramente mayor (2,3 GHz) que la del de Sony (2,2 GHz). También hay un empate en lo que se refiere a la GPU, con Andreno 330 en los dos dispositivos. Sí que se muestra superior el phablet de los surcoreanos, no obstante, en lo que respecta a la memoria RAM, dado que cuenta con 3 GB mientras que el Xperia Z Ultra tiene 2 GB.

Stylus

Una particularidad que distingue a estos dos phablets es la de estar pensados para ser utilizados con stylus, aunque hay una diferencia importante entre ambos: en el caso del Galaxy Note 3, como en toda la gama Galaxy Note, el phablet se vende junto con el S Pen y con un importante paquete de aplicaciones especialmemte diseñado para sacar el mayor provecho posible de este accesorio; en el caso del Xperia Z Ultra, su particularidad y su punto fuerte es que la sensibilidad de su pantalla es tal que nos permite no sólo utilizar un stylus cualquiera, sino instrumentos tales como un lápiz o un bolígrafo.

[cycloneslider id=”sony-xperia-z-ultra”]

HTC One Max

el HTC One Max es un HTC One pero más crecido. Esta aseveración se debe sobre todo al hardware que ambos dispositivos usan y que es prácticamente idéntico. Y no lo es totalmente porque en el nuevo producto de la marca taiwanesa, un phablet, la pantalla crece de las 4,7 a las 5,9 pulgadas, un aumento considerable que lo es más por el uso de los dos altavoces frontales.

HTC-One-Max

Especificaciones Técnicas del HTC One Max

  • Pantalla Full HD de 5,9 pulgadas con 349ppp.
  • Procesador Qualcomm Snapdragon 600 Quadcore a 1,7 Ghz.
  • 2 GB de RAM disponible en modelos de 16 y 32 GB de Memoria interna ampliables mediante microSD.
  • Android 4.3 y Sense 5.5.
  • Detector de huellas dactilares y Sensor de infrarojos.
  • Cámara Ultrapixel de 4 megapíxelesy frontal de 2,1 megapíxeles.
  • Peso y medidas: 217 gramos / 164,5 x 82,5 x 10,29 milímetros.
  • HSPA+ 42 Mbps y LTE.
  • NFC, Bluetooth 4.0, MicroUSB MHL, GPS, Sensores.
  • Batería de 3300 mAh.

Como vemos el primer aspecto junto a la pantalla que llama la atención es el uso de un procesador Qualcomm Snapdragon 600, el mismo que el HTC One y los modelos de mediados de año, estando un paso por detrás del Qualcomm Snapdragon 800 que usa la competencia más directa. ¿El motivo? Pues parece ser que Qualcomm considera a HTC una empresa de segundo nivel y vuelca su producción en otros fabricantes como Samsung, Sony o LG, algo que flaco favor le hace a este por otra parte gran terminal.

 

El HTC One Max tiene prevista su salida a la venta lo largo de este mes, siendo Europa el primer mercado que podrá disponer del primer phablet de los taiwaneses. El precio aún no se conoce, pero conociendo los precios algo más elevados de HTC se espera que se situé entre los 649 y 749 euros. El resto de los mercados lo irán recibiendo en la última parte de este año 2013.

Como conclusión estamos antes un gran terminal pero que presenta tres problemas que pueden ser importantes. Por una parte el peso y tamaño, 217 gramos se antojan a todas luces excesivos, máxime si los sumamos a 6 pulgadas de pantalla aumentadas con el uso de los excelentes altavoces frontales HTC BoomSound. Por otra parte el procesador, situado un escalón por debajo de sus rivales, ya sea por culpa de HTC o por otro tipo de decisiones, algo que puede marcar una compra. Y en tercer lugar, el precio, pues si sale a los mercados con un precio cercano a los 700 euros, nada descabellado, va a tener serias dificultades para competir con terminales como el LG Optimus G Pro, el Sony Xperia Z Ultra y sobre todo el Samsung Galaxy Note 3, que ya se pueden adquirir buscando en la red por cerca de 600 euros.

Un terminal que salvo el lector de huellas dactilares, no ofrece nada, no ya revolucionario, sino nuevo, para atraer al comprador y que puede hacer más difícil la recuperación de HTC en el caso de que esta fuese una de sus grandes apuestas. Un dispositivo en resumen que llega unos meses más tarde de la que tenía que haber sido su fecha de salida para ser una opción interesante para muchos.

Samsung Galaxy Note 3

De dimensiones prácticamente idénticas a las del Galaxy Note II pero haciendo alarde de un diseño similar al del Galaxy S4 (aunque con un aire algo más premium), el Galaxy Note 3 llegaba el pasado mes de septiembre haciendo uso de la versión 4.3 de Android y con la misión de dar el relevo a la segunda generación del afamado phablet de Samsung.

Tal y como sucedió con el pionero Galaxy Note y el ya mencionado Note II, la feria berlinesa IFA fue el marco elegido por la compañía surcoreana para presentar su nuevo terminal. Con una pantalla Super AMOLED de 5,7 pulgadas, nada menos que 3 GB de RAM y un procesador de cuatro núcleos Snapdragon 800 funcionando en su interior a 2,3 GHz, el Galaxy Note 3 veía la luz en la capital alemana cargado de nuevas funcionalidades en el apartado del software.

Derroche de potencia

 

Con 3 GB de RAM y un procesador de cuatro núcleos Snapdragon 800 a 2,3 GHz, no es de extrañar que la fluidez del Note 3 sea envidiable. El rendimiento del phablet de la compañía surcoreana es sobresaliente, y tanto aplicaciones como juegos se ejecutan con soltura. Tampoco muestra problemas al cambiar de un entorno a otro con Knox ni al mantener varias aplicaciones abiertas en diferentes ventanas flotantes o mediante la función de multipantalla.

En lo que respecta a su autonomía, la batería de 3.200 mAh que alberga en su interior le confiere una vida útil de algo más de doce horas si hacemos un uso normal del equipo (contestar el correo, sacar alguna que otra fotografía, navegar por Internet…).

Con estilo

A primera vista el Galaxy Note 3 puede recordarnos al Galaxy S4, aunque obviamente es más grande y sus esquinas son menos redondeadas. Sin embargo esa sensación se desvanece al centrar nuestra atención en su parte trasera. Y es que Samsung ha querido marcar la diferencia dotando a su nuevo phablet de una carcasa trasera (que por cierto es removible y nos permite acceder a la batería y a las ranuras para las tarjetas microSD y micro-SIM) fabricada en un sucedáneo sintético de piel.

En cuanto a la disposición de los botones físicos no hay ninguna novedad. Tal y como sucede en el resto de equipos de esta saga, volvemos a encontrarnos con los tres botones capacitivos en la parte inferior de la pantalla, con el botón de bloqueo en el lateral derecho y el regulador de volumen en el izquierdo.

En la zona superior del Galaxy Note 3 está el conector para auriculares, mientras que en la parte inferior se sitúan el altavoz (acertadamente posicionado, dado que no lo taparemos ni al sujetar el teléfono ni cuando éste permanezca sobre una superficie plana), el compartimento del S-Pen y el puerto micro-USB, que en este caso es 3.0 y dotará de una mayor rapidez a los procesos de carga y transferencia de archivos (aunque siempre podremos utilizar un micro-USB 2.0 si no tenemos a mano el cable que se adjunta de serie con el equipo).

 [cycloneslider id=”galaxy-note-3″]

Si prestamos atención al reverso del terminal nos daremos cuenta de que la cámara de 13 megapíxeles sobresale unos milímetros –junto con el flash LED que la acompaña-, dejándola a merced de golpes y arañazos.

Si os ha gustado este artículo compartirlo con vuestros amigos/as y conocidos/as y ayudarnos a crecer….

 

Related Posts

Written By:

Deja la respuesta

321 Comentarios on "Sony Xperia Z Ultra frente a Samsung Galaxy Note 3 y HTC One Max"

Notify of
avatar
Sort by:   newest | oldest | most voted
MichaelTub
invitado
EugeneAgind
invitado
TracyHal
invitado
AlfredReunC
invitado
EugeneAgind
invitado
KennethDet
invitado
MichaelTub
invitado
MichaelTub
invitado
Charleslat
invitado
KennethDet
invitado
Charleslat
invitado
Bennytab
invitado
EugeneAgind
invitado
Bennytab
invitado
Bennytab
invitado
Charleslat
invitado
Bennytab
invitado
TracyHal
invitado
KennethDet
invitado
Bennytab
invitado
wpDiscuz